Entradas populares

13 de enero de 2013

Cuando llegue el día del punto final






Cuando llegue el día del punto final
y arda la hoguera y arda por mí
Lleva mi mortaja con cruz y misal,
directo hacia el fuego, sin mirar atrás

Tira mis cenizas en cualquier lugar,
pero yo te pido, cerca de un rosal,
pero si tú quieres que sea en el mar,
en el agua fresca de la libertad.

Si miras al cielo, me veras volar
en la golondrina que al norte se va,
que busca otro rumbo y un mejor lugar
en el campo abierto de la eternidad.

Quieras o no quieras, siempre hay un final,
siempre hay una rosa en algún lugar,
siempre hay un momento para no escapar
del azul del cielo, que vuela inmortal

¡La vida y la muerte, van danzando un vals! 

© Edmée Cobo Giancáspero
Registro de Propiedad Intelectual

La foto, un vitral de mi hogar.

2 comentarios:

  1. De la mano van la vida y la muerte, pero nada se destruye, todo se transforma, y tu esencia y poesía seguro estarán el las rosas, en el viento, en la eternidad, en el corazón de la vida. Siempre un placer tu poesía y sentir querida amiga. Un abrazo poetisa. Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Un poème magnifique, chère Edmée, j'ai apprécié.

    ResponderEliminar