Entradas populares

12 de marzo de 2011

Es Junio, parece otoño














Ya nada se detiene, el payaso con su circo,
el mar con sus precipicios, el metro tan bullicioso.
La vida con su sarcasmo  -pasa de frente y erguida-
Mi alma quiere volver a un pasado que se fue
y comenzar otra vez, arreglar y reparar 

Puñales que me condenan, almas que me persiguen,
silencios que me golpean, y duele
y duele dos veces
y el tren que no se detiene, la soledad me encadena,
me hace frágil, me hace etérea,
y me elevo al infinito, al planeta de otro cielo.

Son tantas las despedidas, fusiles en mis heridas,

son tantas las lunas viejas, las velas están prendidas,
y dicen que hay un destino,
abriendo y cerrando puertas, y dicen que esta trazado,
y va incrustado en el alma, y no podemos tocarlo
cuando de infierno se trata.

No sé si estoy entre muertos,
no sé si estoy entre vivos
solo sé que escribo versos, para que el ángel custodio
escuche lo que yo siento, entienda las llamaradas, de rojo,
fuego e incienso, y comprenda las espinas,
esas que no mata el tiempo
 







Edmée Cobo Giancáspero
Registro de propiedad intelectual 
Código: 1205051589798

2 comentarios:

  1. Un poème comme une dentelle de Bruges, précieuse et belle!

    ResponderEliminar
  2. La soledad a veces hace mella, escribe amiga que eso libera, y ademas salen poemas, a veces tristes pero bellos como este, sensaciones muy familiares para mi, en momentos similares. siempre un placer pasar
    un abrazo querida amiga

    ResponderEliminar